Final de la Celebración por un Incendio

Incendio Marinilla

Dramática situación recurrente en Latinoamérica, es hora de actuar y mejorar las condiciones bajo las cuales se desarrollan las celebraciones, fiestas y grandes eventos en Colombia.

Por Ing. Hugo Torres Bahamón.
Director Ejecutivo ANRACI COLOMBIA.

Cuando vamos a una discoteca, a un concierto, a una celebración o en general a un evento con la concurrencia de grandes masas de personas nunca nos detenemos a analizar los riesgos a los que estamos expuestos, desconocemos las rutas de evacuación, en general en caso de un suceso catastrófico, no tenemos la más mínima planeación acerca de cómo actuar.

Lo más preocupante de esta situación, es que muchas veces los organizadores de los grandes eventos, los dueños de discotecas o centros nocturnos no son conscientes de su responsabilidad y de los posibles desenlaces fatales que pueden ocurrir producto de malas condiciones de seguridad, comportamientos inapropiados o incluso del mismo azar.

En materia de grandes eventos, Latinoamérica ha vivido amargas experiencias, con el doloroso fallecimiento de centenares de personas, como olvidar la Discoteca República de Cromañón en Argentina (2004), donde fallecieron 193 personas y más de 700 resultaron heridas cuando una bengala inicio un lamentable incendio. En el año 2013, la Discoteca Kiss fue destruida por un incendio que cobro la vida de 242 personas, suceso que aún enluta al pueblo brasileño.

En Colombia no tenemos antecedentes de casos tan devastadores, no porque nos protejamos mejor, simplemente gracias a la suerte, al azar que nos ha permitido vivir sin lamentar estas muertes, lo cierto es que tenemos serias debilidades en materia de Protección Contra Incendios, y es solo cuestión de tiempo para que tengamos una tragedia.

Durante visitas efectuadas a diferentes lugares donde se realizan grandes reuniones y conglomeraciones de personas, hemos identificado la ausencia y carencia total de Sistemas Automáticos de Protección Contra Incendio, incluso cuando normativamente esto es obligatorio. De igual forma, en algunos recintos que cuentan con Sistemas de Extinción se observan elementos inapropiados que no serán efectivos en caso de una deflagración generando una falsa seguridad.

Desde el gremio de la Protección Contra Incendios en Colombia hacemos un llamado, para que en esta temporada de vacaciones y festividades no lamentemos pérdidas humanas en nuestro país:

  • Los propietarios de recintos y a los organizadores de eventos deben garantizar las condiciones mínimas de seguridad. Sus planes de evacuación deben ser completos y reales, la infraestructura debe contar con sistemas apropiados y funcionales de detección y extinción de incendios de acuerdo con sus características.
  • Las autoridades deben ser estrictas a la hora de las inspecciones y revisiones, no debe permitirse el desarrollo de eventos fuera de los parámetros de norma.
  • Finalmente, cada uno de nosotros es responsable por su propia vida, por ello debemos asistir a sitios debidamente protegidos, conocer las rutas de evacuación, evitar comportamientos inseguros y en general ser conscientes de los riesgos que nos rodean.

Estamos a tiempo de prevenir una catástrofe, el fuego no distingue edad, sexo, raza, ni estrato social, es un riesgo real, latente que existe y al cual estamos expuestos, tomemos medidas oportunas, para que no tengamos que llorar por nuestros familiares y amigos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, ¿Cómo podemos Ayudarte?