Programa de Prevención de Accidentes Mayores – PPAM”.

El Gobierno Nacional se encuentra en proceso de Revisión del Proyecto de Decreto:  “Por el cual se adiciona el Capítulo 12 al Título 4 de la Parte 2 del Libro 2 del Decreto 1072 de 2015, Decreto Único Reglamentario del Sector Trabajo, para adoptar el Programa de Prevención de Accidentes Mayores – PPAM”.

Este documento tiene como finalidad adoptar el Programa de Prevención de Accidentes Mayores – PPAM, para contribuir a incrementar los niveles de seguridad de las instalaciones clasificadas de que trata este mismo capítulo, con el fin de proteger los trabajadores, la población, el ambiente y la infraestructura, mediante la gestión del riesgo.

Ver proyecto de Decreto.

A través de la Comisión de Riesgos Tecnológicos, liderada por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá – AMVA, ANRACI COLOMBIA presentó su posición con relación al documento en cuestión, comentarios que se incluyen a continuación:

  1. En general, cuando se presentan ACCIDENTES MAYORES asociados a sustancias químicas, tal como se describe dentro del proyecto de decreto, uno de los efectos que comúnmente se presenta es un incendio. En otras palabras, muy frecuentemente la materialización de este tipo de riesgos se transforma en un incendio.
    1. Así las cosas, creemos que se debería hacer un mayor énfasis en el tema de incendios.
  2. Tal como se presenta en el decreto, es importante que personas competentes en la materia tengan participación en el desarrollo de los mecanismos que mitigaran los riesgos y que servirán como medidas de acción en caso de incidentes, sin embargo, en el caso de incendios, los expertos de salud ocupacional no tienen el conocimiento, ni la formación, ni las competencias necesarias para determinar las características que requiere un sistema de protección contra incendios.
    1. En este sentido, recomendamos que se exijan competencias mínimas para los diseñadores e instaladores de sistemas de protección contra incendios.
    2. Entendemos que esto aplicará a las edificaciones que se clasifican dentro de este programa de accidentes mayores, aunque en realidad estas competencias son necesarias para el desarrollo de cualquier sistema de extinción de incendios.
  3. De manera especial, el análisis de riesgos de estas instalaciones debería contemplar en profundidad el estudio de riesgos de incendio como una obligación, ya que este es un informe particular que indicará las características técnicas requeridas por el sistema contra incendios, por ejemplo, existen muchos casos en los que no es viable utilizar agua como agente extintor por su incompatibilidad con incendios de ciertas sustancias químicas o su reacción química con los materiales propios de los procesos productivos como puede ser el caso de ácidos, sodio, etc.
  4. A las estructuras cobijadas por el decreto, debería exigírseles una revisión del sistema de protección contra incendios realizado por autoridad competente. Lo importante en este caso es que se haga la inspección y que la realice alguien con conocimiento técnico profundo que realmente tenga la capacidad de evaluar los sistemas y determinar si serán efectivos a la hora de un incidente.
  5. En resumen, dada la alta probabilidad de ocurrencia de un incendio en los denominados accidentes mayores, es necesario que el decreto fortalezca su posición frente a la obligatoriedad de tener sistemas de protección contra incendios adecuados a los riesgos inherentes de las operaciones realizadas dentro de las estructuras objeto del control.

En este sentido, desde el AMVA se desarrolló una matriz de observaciones al proyecto de decreto, las cuales pueden ser consultadas a continuación.

Ver matriz de observaciones sobre el proyecto de decreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *