CONCLUSIONES DEL PRIMER SEMINARIO DE EXTINTORES PORTÁTILES Y AGENTES EXTINTORES

Formalización del Sector de Extintores Portátiles en Colombia, una Necesidad Por La Vida!

¿En qué situaciones debo utilizar un extintor? ¿Cómo puedo manipularlo de manera segura? ¿Dónde debo almacenarlo y/o adquirirlo? Son preguntas que habitualmente escuchamos y que, a pesar de haber conocido la respuesta, se dificulta su interiorización. De allí que, conocer las características y el funcionamiento de uno de los elementos más importantes a la hora de combatir una emergencia con fuego es fundamental.

ANRACI COLOMBIA propende por el mejoramiento y fortalecimiento de las condiciones de Protección Contra Incendio para los colombianos por medio del desarrollo tecnológico, académico, normativo, ético y empresarial de todos los actores del sector, es así como promovemos en la comunidad la cultura de la prevención, en beneficio de toda la sociedad colombiana.

burst

De acuerdo con el desarrollo del I Seminario de Extintores Portátiles y Agentes Extintores, hemos preparado de manera muy resumida una serie de conclusiones fundamentales para el fortalecimiento del gremio, en particular de todos temas asociados a los extintores en nuestro país, las cuales nos permitimos presentar a continuación:

1      INFORMALIDAD DEL SECTOR

Es preciso resaltar que el extintor es la primera línea de defensa para combatir una iniciación de fuego, de ahí la importancia de que la Normatividad Colombiana sea adecuada para su uso y compra.

En Colombia existe la necesidad de contar con normativas de carácter obligatorio, desafortunadamente las costumbres comerciales han generado en la actualidad grandes riesgos para la vida de las personas. Es imperativo contar con Reglamentos Técnicos que regulen los procesos de producción, comercialización, utilización y mantenimiento de los Sistemas Portátiles Contra Incendios, exigiendo la implementación de buenas prácticas que garanticen la calidad de los extintores.

Las Normas Técnicas Colombinas se utilizan como referente en el gremio, sin embargo, al no ser obligatoria su aplicación, se ha abierto una puerta a la informalidad, lo que ha conllevado a que una importante cantidad de actores dentro del sector desarrollen acciones irresponsables a la hora de comercializar productos.

Desafortunadamente, en el mercado se encuentran muchos productos que no funcionarán apropiadamente en caso de emergencia, las condiciones están dadas para que se presente una gran tragedia debido a la inoperancia de los extintores fabricados o recargados en el sector informal.

Estos extintores que no cumplen ningún tipo de norma técnica, ni son fabricados o recargados con Buenas Prácticas, con muy alta probabilidad al atacar un conato de incendio, no serán efectivos; fallarán y no cumplirán su objetivo fundamental de extinguir el fuego.

Es necesario que en el país se genere una normatividad Obligatoria que involucre estrictos procesos de Vigilancia y Control. La producción, mantenimiento, carga y recarga, deben ser adelantados por empresas competentes, que garantice la calidad y efectividad de los extintores, ya que de estos elementos son la primera línea para salvar vidas en caso de un incendio.

La gran debilidad que se presenta dentro del Sector de los Extintores Portátiles y Rodantes radica en la INFORMALIDAD; las entidades del estado no cuentan actualmente con herramientas para exigir cumplimiento de buenas prácticas y normas técnicas.

Es importante que la normatividad colombiana se desarrolle de manera dinámica, acorde con los avances del sector, actualizándose y observando permanentemente referentes internacionales con el fin de adaptar los requerimientos a la evolución de los agentes extintores y de las tecnologías que en el mundo se desarrollan en la materia.

2      EFECTOS NOCIVOS DE LA INFORMALIDAD

La informalidad del sector ha generado una grave carencia de conocimiento en toda la cadena de valor, esto afecta los procesos de compra (el usuario no sabe que comprar, cómo comprarlo y que exigir de los productos), los procesos de fabricación, mantenimiento, carga y recarga (hay desconocimiento acerca de buenas prácticas, de los agentes extintores, de la normatividad), de los procesos de instalación (no se tiene conciencia acerca de la identificación de riesgos y de la selección del extintor de acuerdo con parámetros técnicos).

Lo anterior lleva a que los riesgos no sean controlados adecuadamente, creando una falsa sensación de seguridad, y poniendo en riesgo la vida de las personas, pues la probabilidad de que los extintores informales funciones apropiadamente en caso de una emergencia son muy bajas.

Hoy día, cualquier persona (natural o Juríca) desarrolla procesos de fabricación, carga y recarga de extintores, no hay un registro empresarial a través del cual se pueda tener certeza acerca de los productos. Nadie responde por nada. No hay garantía de que los procesos y los agentes extintores sean apropiados.

En general, los usuarios confían en la buena fe de los vendedores, desafortunadamente en muchas ocasiones los comercializadores solo están motivados en tener éxito en su gestión de ventas, careciendo de un sentido ético, donde se pierde el objetivo fundamental de salvar vidas que tiene la protección contra incendios.

Definitivamente, otro efecto nocivo de la informalidad se ve reflejado en el factor económico, para el usuario no resulta fácil comparar precios, ya que hay grandes diferencias entre los productos informales a los formales (hasta 10 veces o más entre unos y otros productos).

Existe un grave caso de competencia desleal, que se deriva de los costos asociados a la formación del personal, los equipos de los talleres, la calidad de los agentes extintores, las características de los cilindros, lo cual a la larga marca una gran diferencia en el precio de venta final. Un usuario desinformado fácilmente comprará en el mercado informal, pues los precios son inmensamente más pequeños dentro de la informalidad.

Queda clara la necesidad de generar herramientas a nivel de formación para que las empresas puedan capacitar a su personal para mejorar sus competencias, así como estrategias de educación para que los usuarios fínanles, para que tengan la capacidad de identificar las características con las que debe contar un producto de calidad.

3      PROTECCIÓN DEL AMBIENTE.

El sector de mantenimiento carga y recarga de extintores portátiles en Colombia es aún un sector muy informal, que no cuenta con personal capacitado y las herramientas adecuadas para realizar sus labores.

El mayor impacto ambiental está relacionado con la generación de residuos de sustancias químicas como el HCFC-123, polvo químico seco o productos químicos que se utilizan para la limpieza de los cilindros, los cuales son emitidos a la atmósfera o vertidos al alcantarillado, sin ningún tipo de tratamiento o gestión adecuada de estos residuos, considerados como peligrosos, por desconocimiento por parte de las empresas. La mayoría de las empresas no cuentan con las fichas de seguridad de las sustancias químicas que usan en su proceso.

Adicionalmente, el mayor riesgo para los trabajadores de las empresas que realizan carga, recarga o mantenimiento de los extintores portátiles se encuentra en el proceso de presurización del extintor, debido a que no se sujeta correctamente para evitar su caída; asimismo, aunque las empresas cuenten con un dispositivo de seguridad (camisa de fuerza) para sostener el extintor, éste no siempre es usado para el proceso de presurización.

El problema de la contaminación atmosférica se ha convertido en uno de los más críticos para la sociedad, es preciso promover en las ciudades la organización social y conciencia ambiental. Es necesario que las empresas del gremio implementen programas ambientales y de seguridad, incluyendo actividades de capacitación en manejo de sustancias químicas y residuos peligrosos. Es vital que el país avance en la formalización y regulación del sector, con el fin de controlar el uso y emisión de sustancias que pueden afectar la salud de los colombianos.

4      CRECIMIENTO GREMIAL.

El trabajo colectivo de todos los actores del sector de extintores portátiles y Rodantes permitirá la concertación de los estándares mínimos que en Colombia se deberán cumplir para garantizar la calidad de los productos y la seguridad de las personas.

Desde lo colectivo será posible trabajar en el fortalecimiento de los diferentes frentes identificados: Normatividad, Buenas Prácticas, Desarrollo de Competencias, Transferencia de Conocimientos y Tecnologías, en general, promover la formalidad del sector.

De igual forma, desde el Gremio es importante trabajar en la educación de la comunidad, promoviendo un mayor nivel de conciencia frente a la importancia de los extintores, y de la existencia del riesgo de incendios. De esta forma, será posible construir una sociedad más educada, que actuará responsablemente frente al riesgo y tomará mejores decisiones a la hora de adquirir extintores.

Hacemos un llamado a todas las empresas que hacen parte de este dinámico mercado a unir fuerzas, ANRACI COLOMBIA como Gremio de la Protección Contra Incendios tiene las puertas abiertas para trabajar mancomunadamente en el desarrollo de estrategias que estimulen la Formalización del Sector de Extintores Portátiles en Colombia, está es una Necesidad y un Compromiso Por La Vida!

La fuerza de la participación gremial brindará al sector la posibilidad de crecer de forma regulada, lo cual aportará beneficios a la sociedad ya que se podrá empoderar la cadena de valor con el objetivo de salvar vidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, ¿Cómo podemos Ayudarte?
Powered by