You are here
Home > Blog > International Code Council (ICC) y el Código Internacional de Protección Contra Incendios (IFC)

International Code Council (ICC) y el Código Internacional de Protección Contra Incendios (IFC)

Por: José G. Roig, CBO, CCEA.

El propósito principal de este articulo es de proveer información relevante a los esfuerzos y logros internacionales de crear una familia de códigos, los cuales tienen como misión la protección de la vida, la salud y la propiedad en general.  Basado en ese concepto, no podemos pasar por alto el trabajo que se realiza a través del Consejo Internacional del Código, conocido en ingles como el International Code Council y por sus siglas ICC, las cuales usaremos a través de este escrito.

Es un hecho que para poder tener una idea clara de lo que es el ICC, tenemos que conocer la historia del desarrollo de códigos en Estados Unidos.  Al final del siglo 19 y principios del siglo 20, debido al gran desarrollo de las ciudades y como una reacción a eventos catastróficos como el Gran Fuego de Chicago en el 1871 y el Gran Terremoto de San Francisco en el 1906, muchas ciudades empezaron a desarrollar y a promulgar el uso de códigos de construcción.  Es importante notar que debido a las grandes perdidas de vida y económicas causadas por estos eventos, las compañías aseguradoras llegaron a la realización y reconocieron la necesidad de proveer una mayor seguridad al público, y así también evitar las grandes perdidas materiales.  Como resultado de esto, en el 1915 se establece la primera organización internacional, que más tarde se llegó a conocer como la Building Officials and Code Administrators International (Internacional de oficiales de edificios y administradores de código), y por sus siglas en ingles BOCA, con el propósito de proveer un foro para el intercambio de conocimientos e ideas de seguridad y regulación de la construcción.

A través de los años, otras dos organizaciones se establecieron para desarrollar códigos modelos en diferentes partes de la nación.  Una de estas organizaciones fue la Southern Building Code Congress International (Congreso Internacional del Código de Construcción del Sur), conocida por sus siglas en ingles SBCCI, y la International Conference of Building Officials (Conferencia Internacional de funcionarios de la Construcción), conocida por sus siglas en ingles ICBO.  Cada una de estas organizaciones se dieron a la tarea de desarrollar y publicar códigos de construcción, los cuales fueron implementados por los estados y gobiernos locales a través de casi toda la nación y gradualmente reemplazaron las normas y códigos que las compañías aseguradoras habían establecido.

Evaluar completamente los beneficios que tuvieron estos códigos en la construcción de edificios y la seguridad de la nación seria difícil de determinar, pero podemos estar seguros de que sin estos códigos modelos, la mayoría de las municipalidades hubieran construido sin ningún tipo de control, lo cual hubiera sido frustrante para el progreso de las ciudades.  Así, que, a través de los años, estas organizaciones publicaron una serie de códigos, los cuales se actualizaban con frecuencia para mantenerse al día con las nuevas técnicas de construcción y de seguridad en los edificios.  Todas estas organizaciones tuvieron mucho éxito en sus respectivas regiones, así que básicamente BOCA controlaba la parte noreste, ICBO la parte oeste, y SBCCI en el sureste de la nación.  Dentro de cada región, la industria de la construcción estaba muy familiarizada con cada código y las organizaciones que lo apoyaban, y por esto algunas personas no veían una razón para cambio, pero el ambiente regulatorio de la construcción estaba evolucionando rápidamente.

Tan temprano como en los años 70, organizaciones como la American Institute of Architects (Instituto Americano de Arquitectos), conocida como la AIA, ya estaba promoviendo la idea de que se creara un conjunto único de códigos de construcción para toda la nación.  Por varias décadas estuvieron impulsando este esfuerzo con las organizaciones de códigos, hasta que en el año 1991 pasaron una resolución haciendo un llamado por un solo código nacional con la idea de que los arquitectos y otros profesionales de diseño que practicaban su profesión a través de los Estados Unidos no se enfrentaran a la carga indebida de aprender y mantenerse al día con muchos códigos diferentes.  Es importante notar que otras organizaciones muy prominentes, incluyendo el ejercito de Estados Unidos, también se unieron a este esfuerzo y aprobaron resoluciones en las cuales se favorecía el desarrollo de un solo código.

Es así, que, debido a este esfuerzo y a la presión ejercida por otras organizaciones y agencias regulatorias, en el otoño del año 1993, las juntas directivas de cada una de las tres organizaciones les preguntaron a sus miembros que compartieran sus opiniones en cuanto a la posibilidad de unirse y juntos desarrollar un sistema único de códigos de construcción.  Al estar de acuerdo, los directivos hicieron la mayoría del trabajo inicial y establecieron un mecanismo de colaboración para este esfuerzo.  El plan se fue refinando y una vez aprobado por las respectivas juntas directivas, es cuando se decide el nombre de International Code Council, el nombre International (Internacional) se escogió porque reflejaba la visión de cada una de las organizaciones originales, el nombre Code (Código) porque era la razón principal que los unía, y el nombre Council (Consejo) representa la colaboración que se perseguía.

Inmediatamente se formaron varios comités para organizar la fusión de los códigos, y teniendo en cuenta que cada organización estaba convencida que tenían unos códigos excelentes, cada sección se reexamino y discutió a cabalidad.  Este fue un proceso muy transparente y público, el cual permitió la participación de todas las partes interesadas con la visión de desarrollar la mejor familia de códigos posible.  Durante los años 90, se realizo mucho trabajo para fusionar los diferentes códigos, y por primera vez en el año 1999 se reúnen todos los miembros de estas organizaciones en conjunto, y mas de 3,000 oficiales de construcción, oficiales de incendio y otros oficiales de códigos asistieron para debatir y decidir cuáles serían las disposiciones finales de la familia de documentos que comprende el conjunto milenario de los I-Codes.

ICC publico el primer Código Internacional de la Edificación (International Building Code, IBC) en el año 2000, y toda la familia de códigos internacionales, incluyendo el Código Internacional de Protección Contra Incendios (International Fire Code, IFC).  Cabe señalar que, desde entonces, cada tres años se publica una nueva versión de los códigos para mantenerse al día con las nuevas técnicas y materiales de construcción y protección contra incendios.  El proceso de revisión y deliberación de los códigos es transparente y abierto al publico en general.  Cualquier persona interesada puede someter cambios antes de las audiencias y cada código es dirigido por un comité, el cual durante una audiencia pública debate los cambios sometidos y después del debate publico decide si el cambio es aprobado, si es negado, o si es aprobado con una modificación.  En mi opinión, este proceso abierto en el cual tanto la industria como oficiales de gobierno y el publico en general pueden participar, es lo que hace que tengamos una familia de códigos de excelente calidad y consistentes.

ICC de Hoy

ICC ha evolucionado a través de los años y hoy día es la mayor asociación internacional de profesionales de la seguridad de la construcción.  El ICC es la fuente confiable de códigos y estándares modelo que establecen la línea de base para la seguridad de los edificios a nivel mundial y crean un campo de juego nivelado para constructores y fabricantes.  La visión del ICC es de crear edificios y comunidades seguras, asequibles y sostenibles.  Y su misión es de proporcionar los códigos, herramientas y recursos en los que sus miembros puedan contar con ellos, a los cuales también recurren los profesionales de la seguridad de los edificios, y que tienen la confianza de los fabricantes y el público.

En el ICC, entendemos que cultivar una cultura diversa e inclusiva es esencial para hacer realidad nuestra visión de un mundo donde las personas se unan y tomen medidas para crear un cambio duradero. Valoramos la diversidad y celebramos las contribuciones de personas de todos los orígenes, a través de la edad, el origen étnico, la raza, la capacidad física, el estilo de aprendizaje, la religión, la fe, el estatus socioeconómico, la cultura, el estado civil, el idioma, el sexo, la orientación sexual y la identidad de género, así como las diferencias en ideas, pensamientos, valores y creencias.  Y hoy día contamos con miembros en mas de 38 países y más de 370 capítulos a través de todo el mundo.  No solo se publican 15 códigos internacionales, también ICC ha publicado una serie de normas y otras que están en desarrollo.  Además, cuenta con 7 subsidiarias las cuales brindan servicios en las áreas de pruebas y evaluación de productos, acreditación, software y tecnología, desarrollo profesional y entrenamiento, y consultoría.  Todos estos servicios están a la disposición de cualquier país o jurisdicción que necesite de ellos para facilitar la implementación y administración de los códigos.

Códigos vs. Normas

Ya que entramos en el tema del desarrollo de normas o estándares, vale la pena explicar la diferencia que hay entre ambos.  Sin temor a simplificar las diferencias entre un código y una norma o estándar, podríamos decir que un código nos dice o establece lo que hay que hacer, y una norma nos dice como lo vamos a hacer.  Un código es un modelo, o una serie de reglas las cuales han sido recomendadas o desarrolladas por personas con conocimiento para que se puedan seguir.  Un código no es ley, pero se puede adoptar o implementar en la ley.  Una norma tiende a darnos unos detalles mas elaborados, y seria las tuercas y tornillos de como cumplir con un código.

En un código sería imposible detallar cada elemento y característica de los sistemas que son requeridos, y en caso de que haya cambios y avances relacionados con cierto sistema en específico, seria muy complicado actualizar el código.  Es por eso la necesidad de tener normas especificas las cuales suplementan el código.  El código básicamente adopta las normas por referencia.  Por ejemplo, el código puede decir que un edificio debe tener un sistema de alarma contra incendios, pero la norma o estándar al cual se hace referencia detallará qué tipo de sistema y cómo debe funcionar.

Cada uno de los códigos de ICC hace referencia a cientos de normas de acuerdo con la agencia que promulga la norma, la identificación de la norma, la fecha y títulos efectivos y la sección o secciones del documento que hacen referencia a la norma.  En el caso especifico del IFC (Código Internacional de Protección contra Incendios), el capítulo 80 del código contiene todas las normas a las que el código hace referencia en su texto.

El IFC y su importancia

Haciendo referencia al IFC, es importante notar que este es un código o un documento de diseño y mantenimiento que regula los requisitos mínimos de seguridad contra incendios.  Es un código que aplica tanto a edificaciones nuevas como existentes.  Cubre una gama de sistemas relacionados con la instalación, almacenamiento y procesos.  Cuando consideramos el IFC, estamos hablando de prevención de incendios, protección contra incendios, seguridad para la vida, y el almacenamiento y uso seguros de materiales peligrosos en construcciones que son nuevas y también existentes, al igual que instalaciones y procesos.  Es importante notar que el IFC nos provee un enfoque total para el control de cualquier peligro en todas las edificaciones y lugares, sin importar si el peligro se encuentra adentro o fuera del edificio.

Para poder entender la importancia de un código de incendios y este caso la importancia del IFC, tenemos que entender cual es el alcance y la intención de este código.  Al entender estos dos elementos, vamos a tener una idea clara de la necesidad de adoptar e implementar un código que sea completo y consistente, y el cual provea instrucciones claras para su implementación.  En su primer capitulo el IFC, la sección 101.2 titulada “Alcance”, nos dice que este código establece regulaciones que afectan o se relacionan con estructuras, procesos, locales y medidas preventivas relativas a todo lo siguiente:

  1. El peligro de incendio y explosión que puede generarse por almacenar, manejar o utilizar estructuras, materiales o dispositivos.
  2. Condiciones peligrosas para la vida, la propiedad o el bienestar público en el destino de las estructuras o locales.
  3. Peligros de incendio en la estructura o en los locales debido al destino o a la operación de los mismos.
  4. Aspectos relacionados con la construcción, ampliación, reparación, modificación o eliminación de los sistemas de supresión de incendios o de alarma contra incendios.
  5. Condiciones que afectan a la seguridad de los bomberos y los servicios de respuesta ante emergencias durante las operaciones de emergencia.

La sección 101.3 nos describe la “Intención” del código de la siguiente manera: El objetivo de este código consiste en determinar los requisitos mínimos que concuerdan con las prácticas recomendadas reconocidas a nivel nacional para brindar un nivel razonable de seguridad a la vida y de protección a la propiedad contra los peligros que se derivan de incendios, explosiones o condiciones peligrosas en edificaciones nuevas y existentes, en estructuras y en locales y para proteger a los bomberos y a los ayudantes durante situaciones de emergencia.

Como podemos ver, tanto el alcance como la intención del IFC, nos deja ver muy claro cuan importante y esencial es este código en todos los aspectos de la prevención y seguridad contra incendios.  No solamente el código nos ayuda a proteger la propiedad de daños mayores, sino que nos ayuda a proteger la vida y la seguridad de las personas que ocupan estas propriedades al igual que provee protección para los socorristas que responden a las emergencias.  Para lograr utilizar el IFC de una manera eficiente y fácil, el código se ha dividido en siete partes o secciones, y consta con 80 capítulos en adición a los apéndices los cuales también se pueden adoptar con el código según se necesiten.

Cada parte del código representa una temática amplia e incluye los capítulos que lógicamente se ajustan en la temática de cada parte.  En adición, y teniendo en cuenta que es nuestra industria sigue evolucionando y cambiando constantemente, la estructura del código permite que se puedan agregar o añadir capítulos adicionales en el futuro a medida que se desarrollen nuevas regulaciones.  A continuación podemos ver las diferentes partes del código y su temática:

  • Parte I – Capítulos 1 y 2.  Administración y definiciones.
  • Parte II – Capítulos 3 y 4.  Disposiciones generales de seguridad.
  • Parte III – Capítulos 5 hasta 12.  Características de diseño de edificación y equipo.
  • Parte Reservada – Capítulos 13 hasta 19.  Reservado para uso futuro.
  • Parte IV – Capítulos 20 hasta 39.  Destinos y operaciones especiales.
  • Parte Reservada – Capítulos 40 hasta 49; 52.  Reservado para uso futuro.
  • Parte V – Capítulos 50, 51 y 53 hasta 67.  Materiales peligrosos.
  • Parte Reservada – Capítulos 68 hasta 79. Reservado para uso futuro.
  • Parte VI – Capitulo 80.  Normas citadas.
  • Parte VII – Apéndices A hasta N.  Apéndices adoptables e información.

Es importante notar que los requisitos del IFC para construcción resistente al fuego, acabados interiores, sistemas de protección contra incendios y medios de salida y salvaguardas de construcción están directamente correlacionados a los capítulos que contienen requisitos paralelos en el IBC, el cual es el Código Internacional de la Edificación (International Building Code).  Así que, debido al gran esfuerzo a través de los años en desarrollar una familia de códigos completos y consistentes, hoy día los códigos de ICC son reconocidos mundialmente y se adoptan como ley en la mayor parte de los Estados Unidos, el Caribe, y además se usan como base para el desarrollo de códigos en América Central, Europa, África y el Medio Oriente.

Beneficios de la implementación de un código de protección contra incendios.

Ya que tenemos un concepto claro de lo que es el ICC y el IFC, ahora la pregunta es, ¿Cuáles son los beneficios de adoptar o implementar este código?  Bueno, con toda esta información podemos ver que son muchos los beneficios, así que voy a mencionar los mas importantes.  Primeramente, las provisiones y secciones de este código proveen para la protección de la salud pública, mediante la seguridad y bienestar frente a los riesgos de incendio, explosión o condiciones peligrosas en edificios, estructuras y locales.  Ese es un beneficio que no podemos minimizar, ya que como servidores públicos nuestra misión principal es salvaguardar las vidas de nuestras comunidades.  En mi opinión, ya con ese beneficio sería suficiente para considerar la implementación del código, pero hay varios más.

Flexibilidad: Este código modelo es flexible en el sentido de que permite el uso de materiales alternativos e innovadores y métodos basados en el rendimiento para lograr el cumplimiento del código.

Imparcialidad: Este código no otorga un trato preferencial indebido a tipos o clases particulares de materiales, productos o métodos de construcción.

Transparencia: Este código hace referencia a estándares de consenso desarrollados a nivel nacional.

Alcance:

  • Este código aborda los riesgos extraordinarios de incendio en edificios existentes con requisitos retrospectivos, pero solo en esta área limitada existe la necesidad de modificaciones, siempre que el edificio y sus ocupaciones cumplan con las disposiciones razonables de prevención de incendios.
  • Este código incluye regulaciones razonables pero completas para materiales peligrosos.
  • Este código incluye requisitos o requisitos ampliados para: locales vacíos, pantallas interiores, suministro de agua de protección contra incendios, caminos de acceso a aparatos contra incendios, cajas de llaves, almacenamiento de pilas altas, reconstrucción de neumáticos y almacenamiento de neumáticos, sistemas de refrigeración mecánica, control de explosiones, salidas de humo y calor, sistemas de baterías de plomo ácido.

Conclusión

La regulación de la construcción de edificios a lo largo de la historia se ha relacionado con la catástrofe, ya que después de cada evento de catástrofe las autoridades hicieron esfuerzos para desarrollar nuevas regulaciones de construcción.  Gracias a estos esfuerzos, hoy tenemos organizaciones como ICC, las cuales han dedicado sus recursos para el desarrollo de códigos y normas que aseguren la seguridad y el bienestar de nuestras comunidades.  Aun nos queda mucho trabajo por hacer, ya que la industria de la construcción y protección contra incendios sigue evolucionando gracias a nuevas técnicas y tecnologías disponibles en el mercado. 

Es importante que nos unamos en este esfuerzo y que se evalúen las regulaciones, normas y códigos existentes en nuestras jurisdicciones, para asegurarnos que estamos construyendo de una manera sostenible y segura para el futuro.  Como organización, ICC esta disponible para proveer sus servicios y ayudar a que tengamos unos códigos consistentes y que ya han probado su efectividad en asegurar la vida y la propiedad. 

Referencias:

Acerca del Autor.

José G. Roig, CBO, CCEA.

Oficial de Construcción Certificado, Administrador certificado de aplicación de código, y otras certificaciones de ICC. Miembro del Comité Directivo del Comité de Jurisdicciones Mayores de ICC, Miembro del Comité de Desarrollo del Código de Edificios Existentes, Miembro Gubernamental del ICC, Miembro Activo de la Asociación de Protección contra Incendios de Texas , la Asociación de Oficiales de Construcción de Texas, y la Asociación Americana de Aplicación de Códigos. Servicio previo como Oficial de Construcción para la Ciudad de Austin, Texas y actualmente sirviendo en la capacidad de director y Oficial de Códigos para la Ciudad de Austin, Texas.
Educación: Grado Asociado en Ciencia de Fuegos, Bachillerato en Gerencial de Negocios, y Maestría en Gerencia y Liderazgo.
Contacto: https://www.linkedin.com/in/josegroig/

2 comentarios en “International Code Council (ICC) y el Código Internacional de Protección Contra Incendios (IFC)

  1. Debo agradecer este tipo de columnas, ya que nos engrosan los argumentos para que, por encima de las ganancias que dejan las obras, se tenga en cuenta otros aspectos, como la propiedad, el bienestar de habitantes, la vida de habitantes de dichos edificios, y la de quienes intervienen en un evento de incendio, así como la disminución en costos a la salud pública.
    Gracias.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, ¿Cómo podemos Ayudarte?